Diez Lagos De Montaña Que Merecen Un Viaje y un paseo

Imagen
La nitidez de sus aguas y un entorno de cimas extraordinarias y bosques frondosos convierten estos lagos de montaña en lugares privilegiados. Desde los Alpes a las Rocosas, estos diez destinos son los protagonistas de las mejores fotos de naturaleza, algunos de ellos tan icónicos que seguro que estás deseando ir. Son rutas idílicas a través de las que los amantes de la naturaleza encontrarán su lugar en el mundo. Ese sitio al que siempre se quiere volver y que se queda grabado en el fondo de la memoria. Lago Di Braies (Italia) La gran belleza del Lago di Braies y su fácil acceso lo han convertido en uno de los lagos más visitados de las Dolomitas. Se halla en el Parque Natural Fanes-Sennes-Braies, rodeado de picos dolomíticos como Croda del Becco (2.810 m), Monte Nero (2.123 m), Piccolo Apostolo (1.711 m) y Sasso del Signore (2.447 m). Este entorno maravilloso y sus aguas color esmeralda forman una espléndida imagen alpina, que le ha hecho merecedor del nombre de la "perla d

Las mejores ciudades para pasar la Navidad

Si eres de los que le gusta viajar, solo o acompañado, la Navidad es una de las mejores fechas ya que las ciudades que de por sí son asombrosas ganan más puntos al final de cada año. De hecho, el mundo es genial porque hay ciudades para todos los gustos.

Nueva York: unas navidades de película

Las navidades en Nueva York son de cuento, de película de Navidad que ponen todos los años por la tele... algo que hay que vivir al menos una vez en la vida. ¿Por qué son tan especiales? Porque a finales de noviembre ya comienzas a sentir la Navidad con los escaparates con postales invernales, los patinadores en las pistas de hielo, las aceras llenas de abetos....

Nueva York en Navidad está plagado de mercados navideños donde comprar artesanía, decoración, algo de comer, etc. mientras bebes una apple cider hirviendo (sidra de manzana) para entrar en calor. Los más destacados y que no deben faltar en la ruta principal por los mercados neoyorkinos son los de Holiday Fair, ubicado en la Estación Central, el Holiday Market en Columbus Circus o el Union Square Holiday Market.

Otra de las cosas que, al igual que en las películas navideñas, no puedes dejar de hacer si visitas Nueva York en las fiestas es patinar sobre alguna de sus muchas pistas de patinaje sobre hielo. Las que no te puedes perder, aunque solo sea para hacer fotos, son las de Rockefeller Center y la de Central Park.

Budapest: despedir al año en un balneario

La capital húngara es una de las ciudades con más historia de Europa, y es perfecta para visitar en cualquier época del año. Por supuesto, si es en invierno hay que ir bien abrigado. Si la capital de Hungría es espectacular siempre, el mejor momento para descubrirla solo puede ser en diciembre, cuando hace tanto frío fuera que disfrutar de sus majestuosos balnearios es un verdadero placer.

Budapest es un lugar muy dickensiano. Sus grandes y elegantes avenidas de aristocráticos edificios engalanadas con luces y adornos de Navidad, dan un toque de calidez a las gélidas temperaturas que marcan el termómetro y despiertan en uno un no se qué que lo traslada a las aceras del Cuento de Navidad.

Bruselas: música, luz y color

Bruselas es otro sitio que es clave para las semanas previas a Nochebuena, una de las mejores ciudades para viajar en Navidad. Tiene un montón de mercadillos repartidos por el centro, el mejor sin duda es el Marché aux Possions, en el que es imprescindible subir a la noria para tomar las fotos más chulas, sobre todo de noche.

En la Grand Place preparan un espectáculo de luces de colores y música cada año y las fachadas de sus famosas casas parece que cobran vida. Tampoco se puede dejar de visitar el gran árbol de Navidad que colocan en la Grand Place. Pero lo que de verdad os dejará boquiabierto es su chocolate caliente, nunca más apetecible que en Adviento en Bélgica.

París: para los más románticos 365 días al año

París, la Ciudad del Amor, un viaje clásico para enamorados… su elegancia en diciembre no tiene rival. Esa Avenida de los Campos Elíseos iluminada y llena de puestecitos, el mercado de abetos en el Arco de La Défénse, los escaparates de Lafayette, la cúpula decorada a los pies de la Torre Eiffel, los puestos de castañas frente a Notre Dame… levanta los suspiros de cualquiera.

Las calles de la capital francesa se llenan de mercados navideños, el de la avenida de los Campos Elíseos es sin duda el mejor, también tenemos otro bajo el Arco de la Defensa y, por supuesto, a los pies de la Torre Eiffel.

Viena: de los mercados navideños más grandes

El mercado que se emplaza ante el Ayuntamiento es enorme, espectacular, con su pista de patinaje sobre hielo y miles de puestos de madera con adornos, comidas navideñas como el gulash dentro de un pan redondo… además, algunos de sus tranvías se decoran con motivos navideños incluso con personajes ataviados de Papá Noel, elfos, etc. una absoluta monada. Este mercado navideño cuenta con más de 150 puestos.

Praga es una de esas ciudades cuya atmósfera mágica te cautiva desde el primer momento en que cruzas el Puente Carlos, paseas por el barrio judío o por las estrechas calles de Malastrana y admiras la vista del castillo encaramado en lo alto de la colina: te sentirás como el protagonista de un cuento de hadas de otra época.

En Navidad, la magia inherente a Praga se multiplica de forma exponencial: la hermosa iluminación, los mercados típicos, las pistas de patinaje sobre hielo y los belenes conforman una imagen de postal irresistible para los amantes de esta época del año.

Madrid: es otra ciudad que empapa sus calles de un gran espíritu navideño.

La Puerta del Sol con su gran árbol de Navidad iluminado es una cita obligatoria para despedir el año por todo lo alto. Hasta entonces, la fiesta está en el tradicional mercado de la Plaza Mayor, donde las pelucas, los disfraces y los artículos de broma convierten el lugar en un verdadero Carnaval.

Si eres de los que te gusta pasear y visitar todo tipo de decoración navideña no puedes perderte el Belén del Ayuntamiento, y el de la Comunidad al igual que las calles del centro con sus iluminaciones navideñas. Por supuesto, de lo más bonito de la capital es el Real Jardín Botánico iluminado cada año para la ocasión, aquí debes reservar previamente sino no podrás verlo.

Londres: toda la ciudad brilla literalmente

Londres es de esas capitales europeas que merecen la pena como viaje navideño. Toda la ciudad se ilumina con miles de guirnaldas y juegos de luces en los parques, calles y centros comerciales. Sin duda, el más famoso de la capital británica es el Harrods, cuya fachada es un espectáculo por sí sola. El árbol de Trafalgar Square, la pista de hielo bajo el London Eye o el mercado navideño en el corazón de Hyden Park son otros de los rincones que no debes perderte en Navidad.

Por supuesto, tampoco debes faltar a tu cita con Winter Wonderland, la feria de Navidad más famosa de Londres. Se instala cada año en el famoso parque del centro de Londres Hyde Park. Winter Wonderland es una feria de Navidad gigante como nunca has visto antes. Repleta de cabañas de madera y miles de luces de Navidad.

Comentarios

  1. Play Blackjack Online - Mapyro
    Blackjack is a variant of 구리 출장안마 casino games like Roulette. It 남원 출장샵 is an online table game 나주 출장안마 that is played on an online board and can be 군산 출장마사지 played on a computer or 서귀포 출장샵 mobile device.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Diez Lagos De Montaña Que Merecen Un Viaje y un paseo

YELLOWSTONE, EL EMBLEMÁTICO PARQUE NORTEAMERICANO

10 destinos paradisiacos para vacacionar